¨Me reflejo en otras pupilas. Me someto a las igualdades subjetivas de las miradas diferentes...¨

Sortilegios cotidianos

sábado, 27 de diciembre de 2008

Con te partiro



Uno intenta poner orden en su vida comenzando por los zapatos. Se acerca el nuevo año y por una de esas cosas casi estadísticas del ser humano, el primer paso a dar es casi siempre ordenar la casa y renovar el vestuario. Como si las prendas nuevas nos trajeran el augurio de buenas esperanzas, de renovadas experiencias.
Uno observa las pelusas desparramadas por el suelo, las lapiceras a la mitad, las boletas de meses anteriores y hasta las imágenes de las fotos con cierta nostalgia.
Y es que el futuro se nos presenta tan tentador de sueños posibles...
Y es que el pasado, nos tiene atados al corazón por un nudo marino tan fuerte de disolver...
Correrás primero el sillón, te fijarás si aquel cuadro no queda mejor más cerca de la ventana. Hasta colocarás en tu equipo de audio el cd de Nana Mouskouri que jamás pensaste que escucharías. Sacarás las sábanas viejas de tanto stress onírico y colocarás unas blancas y radiantes con olor a jazmín. Abrirás todas las aberturas de la casa, para que el aire llene los pulmones del lugar con la esencia de la ilusión a punto de parir.
Mirarás la pila de libros sobre la mesa, y querrás comenzar de inmediato por ese de la imagen del beso y tapa color lavanda que te estremece en recuerdos.
Comprarás otros vasos tansparentes en donde al gaseosa rebalse de burbujas vivaces.
Colgarás prolijas las carteras, te darás cuenta de que son tantas que tendrás para elegir. Juntarás todas las bolsas de regalos, las ordenarás prolijas y las colgarás detras de la puerta. Destaparás cada perfume, solo para reflexionar que debieras usarlos todos los días sin tapujos y en cada rincón de tu cuerpo.
Empezarás ahora mismo rociándote con aquel de fragancia dulce a mandarinas.
Abrirás mails a los que no habias prestado antención, y tendrás ganas de responder todo aquello que un día no dijiste.
Entonces, desinfectarás los pisos y lustrarás los vidrios, y llevarás rosas blancas a la mesa.
Te dará orgullo el arte que rodeo tus días, los pequeños detalles que te han acompañado durante todo el año.
Tomarás un libro naranja y lo abrazarás fuerte contra tu pecho.
Te untarás crema de duraznos en la piel, abrirás jabones cítricos y mirarás el recetario con todas las delicias que quedan aún por cocinarte.
Y entonces sonará tan fuerte ¨Con te partiró¨ que se te desgarrará el alma.
Y tal vez, la última lágrima de un año lleno de vivencias se derrame por tu mejilla.
Comprenderás que te has esforzado, que la pasíon ha sido una vez más la que guió tus días con el sabor de lo espóntaneo y la esencia de lo que sos.
Sabrás que no estás sola, sentirás que a pesar del enojo y la distancia, alguien estará a tu lado. Siempre.




Con te partiro

Cuando vivo solo
sueño un horizonte falta de palabras
en la sombra y en tres luces
todo es negro para mi mirada
si tú no estas junto a mi, aqui
tú en tu mundo
separado del mio por un abismo
oye, llamame
yo volaré a tu mundo lejano

Coro:
Por ti volaré espera, que llegare
mi fin de trayecto eres tú
para vivirlo los dos por ti volaré
por cielos y mares
hasta tu amor
abriendo los ojos por fin contigo vivire

Cuando estas lejana sueño un horizonte
falta de palabras
y yo sé que siempre estas ahi, ahi
una luna hecha para mi siempre iluminada para mi
por mi, por mi, por mi

Coro:
por ti volaré, espera que llegare
mi fin de trayecto eres tú
contigo yo vivire
por ti volaré, por cielos y mares
hasta tu amor, abirendo los ojos por fin
contigo yo vivire
hasta tu amor
abriendo los ojos por fin
por ti volaré
por cielos y mares hatsa tu amor
abriendo los ojos por fin
contigo yo vivire

por ti volaré
VOLARÉ


2 comentarios:

inés u dijo...

por ese futuro alentador que nos espera y por esos sueños que queremos quese cumplan para empezar a inventarnos otros.
cariños y a seguir creando Coni !
Ines.-

josé dijo...

Esto es estupendo Señorita Salgado, por si vale el término. Mis visitas espaciadas se glorifican con cada oportunidad en este sitio donde las palabras están privilegiadas maravillosamente, saludos a ti!

Me leen...