¨Me reflejo en otras pupilas. Me someto a las igualdades subjetivas de las miradas diferentes...¨

Sortilegios cotidianos

martes, 30 de octubre de 2007

Coma, cuatro




El amor me aburre, por lo tanto intentaré no escribir estas líneas basandome en su existencia.
Ni siquiera intentaré explicar los desvarios de semejante motor humano.
Menos aun gastaré palabras escritas y tinta en sugerir el vacío que fecunda la persona amada cuando no esta a la vuelta de la esquina, o en su defecto cuando permanece escondida detrás de aquel poste de luz. Del tacho de basura, del antiguo buzón de sueños a la espera de una respuesta.
No creo que sea necesario nombrar la clase de consecuencias que produce en quienes lo ejercitan.
Explicar la angustia de su rechazo.
Expresar la extraña sensación del encuentro.
Por lo tanto, me rehuso ahora a transmitir mediante este texto, que nada puede ser mirado de igual forma una vez
que esa flecha atraviesa el costado más debil del alma humana.
Ya no enunciaré este suspiro coartando mi respiración.
Ni voy a consumir estos ojos pensándote.
Este hartazgo al verte y al no.
Esos besos absurdos, que esperan, errados de andarte.
Esta deriva que me azota cuando miro tus manos.
Esta equivocación, este rumbo inexacto, este arrepentirse de una risa, esta cresta de una ola espumante y revuelta.
Este huracán de tus palabras.
Este tiempo detenido.
Este sabor a todo, a nada, a fracaso.
Esta energía volatil, ciclotímica,invertida.
Esta falta de rumbo incoherente, de trazo marcado.

No voy a perderme en este verso, ni voy a desangrarme en este párrafo.
No quiero enunciarlo así... amor estúpido, inherte, sediento.
Inútil
Destemplado.
Plomizo, inconsciente, franquiciado.

Sin boleta ni comprobantes.

Falto de impuestos, no declarado.

Avivado y consumista, como el fuego en las entrañas.

como leña haciendo chispas,

como obra en construcción, sin pintura, sin arenas,

plano inconcluso, proyectado, abandonado

que a razón de cada choque en tus pupilas, sangra y llora cicatrices
abiertas
infectadas
delirantes
conjuntivas
de
sentir

flores

mariposas

gusanitos

eternos



en el cuerpo,

antes de vos, mío...


Ahora, ajeno... a mí.

2 comentarios:

Crispín dijo...

El amor aburrirá, pero este texto seguramente no. Hermoso. Quién no tuvo gusanitos.

Sandra DOvidio dijo...

Coni, no se si alguna vez leí un texto que describa tan claramente la frustración del amor flotando en el vacío. Hace dias que no escribo y al leerte me dieron ganas.
besitos Sandra

Me leen...