¨Me reflejo en otras pupilas. Me someto a las igualdades subjetivas de las miradas diferentes...¨

Sortilegios cotidianos

martes, 16 de octubre de 2007

El abrazo


Ellos se abrazan deteniendo el tiempo.
Los cuerpos se distancian y un beso sentido los convierte en adiós.
Él la mira irse en el lento pedaleo de su bicicleta morada. La mirá fijamente hasta verla desaparecer. Hasta convertirla en un punto inerte, allá lejos en la inmensidad de la calle.
Ella nunca mirá atrás.
Tal vez para no regresar, quizás para consumir con rapidez los segundos y las horas necesarias para el reencuentro.
El queda ahora pensativo y sin reacción, su bicicleta verde, reposa en el suelo atada por una cadena oxidada a un poste de luz.
Auque su mirada busca el vacío de la atmósfera perdida en el recuerdo de sus ojos, y aunque ella estará ahora a varias cuadras de distancia, nada logra separarlos de ese instante de luz.

2 comentarios:

Crispín dijo...

Muy visual, Coni. Me hizo recordar una historia que nunca viví.

Sandra DOvidio dijo...

Coincido con Crispín, me sentí protagonista, como estar en una película, dentro de la pantalla.
besitos Sandra

Me leen...